BPM y Transformación Digital

La transformación digital es la renovación de las empresas mediante el uso de tecnologías digitales con el fin de mantenerse al día con las formas cambiantes de hacer negocios. La transformación digital no solo implica inversiones en software y hardware. Comprender los requisitos del cliente y del mercado y transformar la transformación en una cultura corporativa. La transformación digital comienza con la comprensión y la interacción con los clientes. Tiene que adaptar las tecnologías digitales a su negocio para poder satisfacer las necesidades de sus clientes o potenciales clientes. Deshacerse del papel y hacer que todas las formas de negocio sean medibles agiliza y ahorra dinero.

Entonces, ¿dónde está el BPM en esta transformación?

El BPM está en el centro de la transformación digital. Cada empresa tiene su propia forma de hacer negocios y procesos empresariales. Los sistemas de gestión de procesos corporativos (BPM) digitalizan los procesos empresariales existentes y los modelan de acuerdo con el mecanismo de aprobación. Precisamente por eso, las empresas que toman la decisión de la transformación digital deben invertir primero en BPM. De lo contrario, no se tratará de una transformación, sino sólo de una mejora tecnológica. Todos los departamentos de la institución tienen sus mecanismos de trabajo y aprobación.

Gracias a la gestión de procesos corporativos, cada trabajo puede digitalizarse por separado y convertirse en un informe. De este modo, se pueden obtener muchos datos, como el tiempo empleado en cada trabajo, los costes o la eficiencia de los empleados, y se pueden modificar los modelos si es necesario. Estas estructuras flexibles no sólo eliminan el miedo a la transformación digital en las mentes, sino que también permiten que cada empleado sea activamente un desarrollador.

Español